martes, 28 de febrero de 2017

LIBRE


Irene:
Las cosas me están yendo bastante bien y yo sé que en cuanto nos veamos estarás muy contenta por mí. Pero aún y así, tengo miedo. El miedo, ya no es paralizante ni tan siquiera demasiado estresante, pero es palpable. Yo lo noto. Ante cualquier cambio, él siempre esta ahí. Como un aviso de un móvil, como una alarma. Siempre me avisa, siempre me hace dudar. Las dudas las llevo bien, me estoy haciendo a la idea de ellas. Siempre me llevan de un lado al otro, radicalizando mi existencia. Un día digo sí, al otro día digo no. El miedo me provoca eso. Pero el miedo, de eso que tanto hemos hablado, ya no me habla tan alto. Ya no me guía. Sólo lo escucho.
Me estoy dejando guiar y hay una frase tuya, de esas que me repites tanto y que siempre escucho omnipresentemente: "¿Dónde esta escrito lo que debemos elegir?" Y cuando la escucho, grito mentalmente, "Irene tenía razón, en ningún sitio, sólo en el libro de los prejuicios." Y entonces posteriormente, todo fluye. No he vuelto a elegir nada Irene. Todo ha fluido, es increíble. 
Las dificultades que estoy teniendo fluyen y me resultan inspiradoras, no obstaculizantes. Sé que he de aprender muchísimo pero me noto fuerte y sincera, creo que el genio de la lampara, (de aquel del que te hablé), ya no desea ser libre; lo es completamente.


Y, en mi libertad me refugio y me expreso la gran parte del tiempo.







miércoles, 8 de febrero de 2017

CAMINO


El camino, el único camino que veo, sigue en línea recta. Y todo es tan diferente... El final no puede verse y aunque parezca extraño, me resulta reconfortante. Me aporta placer y ganas de continuar. 
Me paro a mirar el paisaje y todo lo que me rodea es tranquilizante. Las piernas van ligeras y ya no son una carga. Siento que todo va en sintonía conmigo y con mi alrededor.
Me paro a mirar las flores, son tan bonitas... Los árboles son altísimos, con unas raíces muy fuertes y profundas. La tierra se agarra a mis pies y no tengo miedo de caerme. Ya no voy deprisa; ya no busco nada. 
Hay bancos para sentarse y como no tengo prisa, me siento y observo. Sólo hago eso. Respiro profundamente y el tiempo pasa. Estoy en paz.






lunes, 30 de enero de 2017

AGUDIZANDO MIS SENTIDOS (II)

Parece que me estoy abriendo a los sentidos. El mundo que me rodea se expresa, tiene vida, tiene recuerdos. La reminiscencia llega hacia la materia en forma de pintura, cine, música, literatura... Y yo sin darme cuenta antes...

Tenemos sentido de la visión y es por ello que observamos y analizamos a nuestro antojo. Para muchos, es su oficio o incluso su forma de vida. Algunos observamos a pacientes que tienen alguna dolencia física o mental, otros analizan cuadros, pinturas.

Ayer fui a Caixa Forum de Barcelona a la exposición "Un Thyssen como nunca visto" o en catalán, "Un Thyssen mai vist". Antes de posibles críticas, (y con esto aviso a expertos, si es que me leen), quiero decir que estoy iniciándome en esto que se llama "Historia del Arte" y que conlleva visitar exposiciones y galerías. Aún y así, no creo que sea algo ocasional para mí, tengo la intuición que será un gran placer que iré afinando hasta llegar a sofisticarlo. 


Pues bien, como pequeño resumen comentaré que las obras expuestas no se ordenaban cronológicamente como en el Thyssen, si no en base a géneros. Éstos eran: religión, retratos, naturaleza muerta y paisajes. 

RELIGIÓN: 

Virgen de la Humildad                       La anunciación
(Fra Angélico)                                        (El Greco)


RETRATOS: 

Retrato de un hombre horante 
(Hans Memling)

                                                 Retrato de Isabella Brant 
                                                 (Peter Paul Rubens)

Quappi con suéter rosa 
(Max Beckmann)
                              Arlequín con espejo 
                              (Pablo Picasso)

Autorretrato con gorra y dos cadenas 
(Rembrandt)

                                                                                                  Autorretrato 
                                                                                                 (Max Beckmann)
NATURALEZA MUERTA: 

Botella, garrafa y limones 
(Paul Cézanne)


PAISAJES: 

Habitación de hotel 
(Edward Hopper)



Bucintoro 
(Canaletto)













Cabinas telefónicas 
(Richard Estes)



                                                                                                           La salida a Johannstrasse 
                                                                                                          (Wassily Kandinsky) 



















Finalizo aquí, y simplemente digo, que esta bien ver cine, escuchar música o ir a un partido de fútbol, pero es algo distinto comprender un misterio dentro de una pintura. Sólo quieres saber más... 

(Compra de Entradas)